14 de septiembre de 2016

La acogida... ¡Nos ponemos en marcha!

La acogida es el recibimiento y la hospitalidad que ofrece una persona o un lugar.
Es protección y amparo; es aceptación y aprobación.


Profundizamos

Se puede acoger a dos niveles: primero, a nosotros mismos, con todo lo que implica el percibirnos tal como somos, como suma de virtudes y defectos; y después, a los demás.
Necesitamos aprender a acoger a los otros tal como son, mostrándonos tolerantes y pacientes, delicados con las personas que nos rodean.

Jesús nos enseña a acoger: nos indica el camino y nos llama a aceptar con alegría a todos: a los débiles, a los pobres… a los diferentes. Cuando aceptamos a los demás tal como son, sin pretender cambiarlos, estamos acogiendo la vida.
Sobre una hoja de papel podemos escribir tanto verdades como mentiras, tanto elogios como críticas; el papel puede servir de base o para cubrir; de él podemos sacar lo mismo un sombrero que una paloma.
Del papel podemos aprender la mansedumbre y la humildad, la flexibilidad para adaptarse y dejarse transformar.
Mirémonos en el espejo de Jesús y seamos como el papel.

Aprendiendo de Madre Carmen

Por la dulzura y el amor atraeré los corazones
y los encaminaré por la senda del cielo…
 

Madre Carmen, pensamiento 35.

¿Recuerdas el episodio de la Tabacalera, cuando llegan a la casa queriendo llevarse preso a Joaquín?*
¿Cómo reacciona Dña. Carmen?
• Podría haber aprovechado la ocasión para darle un escarmiento a su marido.
• Podría haberse cansado de dar tantas oportunidades a Joaquín.
• Podría haberse mostrado indiferente.
• Podría…
Pero eligió… devolver bien por mal, lo que nadie esperaba. Dña. Carmen dio muestras no solo de aceptar la “metedura de pata” de su marido, sino que derrochó perdón, amor y generosidad sin límite.

*Amor, humildad y fortaleza, 1.ª Ed. pág. 167 · 2.ª Ed. pág. 159. En tu Corazón, pág. 35. 

¿Y tú...?

¿Acoges por igual a todos tus compañeros,  a todos tus profesores… los que te caen bien y los que no?
¿Aceptas, acoges con serenidad todas las situaciones y momentos de tu vida, buenos y malos?

Comparte lo que piensas publicando un comentario en esta entrada...


Nuestro objetivo para el curso 2016-2017: "Elige la vida y vivirás"

En  este nuevo curso 2016-2017 tenemos algo muy importante que celebrar y que transmitir y que va de la mano del lema de este año:  “Elige la vida y vivirás” (Dt 30, 19c).

Hace ya diez años...

Tuvimos el privilegio de vivir un año de bendición por la Beatificación de Madre Carmen.

Diez pétalos para... diez años, diez meses y diez valores

Vuelve a nosotros después de diez años el recuerdo que nos inspira y nos alienta desde el corazón de Madre Carmen. Y lo hace para que vivamos el X Aniversario de su Beatificación desde la libertad de saber elegir. “Ser felices no depende de las circunstancias externas que nos toca vivir, sino de la disposición interior con que las afrontemos”. Es cuestión de elección y sólo si sabemos elegir una vida con Jesús seremos verdaderamente felices.
A lo largo de los próximos diez meses vamos a tener una gran oportunidad, Madre Carmen desde su corazón nos va a mostrar su vida con Jesús, la que ella libremente eligió. “Señor, ¿qué quieres de mí?”.
Ella fue la primera en acogernos hace diez años, el 6 de mayo de 2007, en su fiesta de Beatificación y ella misma nos dará las pautas para que “por la dulzura y el amor atraigamos y acojamos a los corazones y los encaminemos por la senda del cielo”. Nos enseñará diez valores para: amar, ser mejores cada día, pedir al Espíritu Santo, confiar en Dios, sacrificarnos por el prójimo, escuchar a Dios, escuchar el silencio, no ser egoístas, tener buenos amigos/as… Diez valores que desde su corazón nos acercarán a Él.

Diez pétalos para dar un sentido a nuestra vida con Jesús

“Vivir es elegir. Elegir es optar. Y optar es renunciar.” Si eliges vivir la vida con Jesús como hizo Madre Carmen, vivirás.
“Renunciar y cargar con una cruz pascual vale la pena no por el esfuerzo en sí mismo, sino por el amor que se quiere tener en la vida. Sólo el amor es digno de fe. Y es digno de fe porque negándose a sí mismo, es capaz de dejarse de mirar a sí mismo para mirar a los demás y ponerse en la piel de ellos, las víctimas. Es el esfuerzo cotidiano por salir de sí y optar por las periferias, por los sobrantes, los que están solos, los que necesitan paz y consuelo, los pobres, los que tienen necesidad de esa originalidad que yo solamente les puedo dar y no otro. Solo el amor puede cambiar el mundo”. (Fuente: www.radiomaria.org)


¿Todavía necesitas deshojar la margarita para salir de tus dudas?
–¿Me quiere? ¡No me quiere! ¿Me quiere? ¡No me quiere!
–¿Qué necesidad hay de destrozar una margarita de esa manera?
–¡Jesús siempre te quiere!
–Con Él, los pétalos no se terminan jamás de deshojar.
Diez pétalos para simbolizar que vivimos todos unidos en torno a la vida con Jesús y que todos somos hermanos. Ahora depende de nosotros seguir unidos a Él o desprendernos.
“Querer a alguien es dejar de pensar en uno mismo para pensar en el bienestar del otro”. (Del libro “Deshojando Margaritas” de Juliette Sartre)

Un arco iris que nos regala sus colores y el sol que nos da la vida

El cielo azul nos ofrece un arco iris y Dios nos regala sus colores para que pintemos los diez pétalos de la flor, que brota desde un manantial de vida de color verde esperanza y abrazada al carisma franciscano que llega a través de Madre Carmen.
Corazón y vida se entrelazan con Jesús y su fuerza nos llega a través de la luz Espíritu Santo.

¿De qué color es tu vida?

De la mano de Madre Carmen, tienes diez meses para descubrirlo.
¡Bendito sea el Señor que tanto nos quiere!