3 de diciembre de 2018

#felices · Bienaventurados los mansos...


¿Sabías qué...?

”Es una expresión fuerte, en este mundo que desde el inicio es un lugar de enemistad, donde se riñe, donde por todos lados hay odio, donde constantemente clasificamos a los demás por sus ideas, por sus costumbres, y hasta por su forma de hablar o de vestir (…). Sin embargo, aunque parezca imposible, Jesús propone otro estilo: la mansedumbre. Es lo que él practicaba con sus propios discípulos.

Él dijo: «Aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis descanso para vuestras almas» (Mt 11, 29)”.  (GE 71-72


Conéctate

Jesús manso y humilde de Corazón, óyeme.
Del deseo de ser preferido a otros, líbrame, Jesús.
Del temor al “qué dirán” y ser juzgado con malicia, líbrame, Jesús. 
Que otros sean más importantes que yo, Jesús, dame la gracia de desearlo.
Que los demás sean más santos que yo con tal que yo sea todo lo santo que pueda, Jesús, dame la gracia de desearlo. 
Amén.


Atrévete con +

Intenta que tus respuestas y reacciones en tu día a día no tengan un tono de queja, superioridad, con malas formas…


#felices

Comparte cómo podemos llegar a ser #felices como Madre Carmen y Madre Carlota...

1 comentarios :

  1. Señor, que a ejemplo de María, Tu Madre, sea capaz de ser dócil a tu voz y a tu voluntad. Que sepa reconocer en cada momento que siempre Tú estás detrás de lo que me ocurre. Que sepa aceptar lo que Tú vas haciendo en mi vida día a día, aunque yo, muchas veces, no sea capaz de entenderlo. Gracias Señor por estar siempre ahí y por ponerme delante ejemplos de vida como Madre Carmen y Madre Carlota.
    Sagrado Corazón de Jesús, en Vos confío.

    ResponderEliminar

Participa con tu comentario en... «Tu agenda en familia»