1 de mayo de 2019

#Felices · Bienaventurada Tú, María, que has creído…

¿Sabías qué...?

“María vivió como nadie las bienaventuranzas de Jesús (…) Es la santa entre los santos, la más bendita, la que nos enseña el camino de la santidad y nos acompaña. (…). Conversar con ella nos anima, nos libera y nos santifica. La Madre no necesita de muchas palabras, no le hace falta que nos esforcemos demasiado para explicarle lo que nos pasa. Basta musitar una y otra vez: «Dios te salve, María…»”  (GE 176).

“A María, joven, se le confió una tarea importante, precisamente porque era joven. Vosotros, jóvenes, tenéis fuerza, atravesáis una fase de la vida en la que sin duda no faltan las energías. Usad esa fuerza y esas energías para mejorar el mundo, empezando por la realidad más cercana a vosotros”.  (JMJ’18, n.º 4).


Conéctate

«Santa María, Madre de Jesús y Madre nuestra,
enséñanos a ser sencillos, buenos y disponibles,
que sepamos escuchar la Palabra de tu Hijo
y podamos orarla y vivirla con tu misma generosidad:
«He aquí la sierva del Señor;
hágase en mí según tu palabra». 

(Lc 1, 38).


Atrévete con +

Reza un misterio del rosario o bien dedica unos minutos a orar delante de una imagen de la Virgen, pidiéndole que te dé fuerza para ayudar a los que tienes a tu alrededor.


#felices

Comparte cómo podemos llegar a ser #felices como Madre Carmen y Madre Carlota...

0 comentarios :

Publicar un comentario

Participa con tu comentario en... «Tu agenda en familia»