1 de junio de 2022

Objetivo pastoral junio 2022 · «caminar con más corazón»



Nos necesitamosEs tan sencillo como eso. Solos no podemos salir adelante. En los momentos de alegría hace falta alguien con quien compartirla. Y en los de tristeza, alguien para acompañar la desazón. Gente con quien poder reírse y sentirse en paz. En quienes confiar y a quienes poder acudir sin necesidad de inventar excusas. Para esto, entre otros, están los amigos.

Soy quien soy por quienes han marcado mi historia desde que era pequeño. Hoy soy quien soy por quienes comparto ahora el día a día. Ellos me hacen ser la persona que soy, única, distinta, original, con mis sueños y mis luchas, mis deseos y mis desilusiones, mis buenos y malos humores. A quién encontraré en el camino más adelante no lo sé. Pero estoy preparado para compartir más historias, más nombres, que me ayuden a cumplir el sueño de Dios sobre mí.

Amigo, nos encontramos en el camino. El trecho en que coincidamos vamos a recorrerlo... caminando conmáscorazón.




  • Al caminar, ¿caigo en la cuenta de las personas que Dios ha puesto en mi camino?

  • Al caminar, ¿soy consciente de que otros me necesitan en su camino?

  • Caminar…, ¿podría hacerlo con más corazón? ¿Cómo?

Señor.

Tú estás delante de mí para guiarme.
Tú estás detrás de mí para protegerme.
Tú estás encima de mí para bendecirme.
Tú estás debajo de mí para sostenerme.
Tú estás a mi lado para acompañarme.
Tú estás dentro de mí para darme vida.

Señor, que en todas partes te encuentre.
Que en todas partes te ame.
Que en todas partes te sirva.
 

Amén. 

 


¿Los compartes en los comentarios?

1 de mayo de 2022

Objetivo pastoral mayo 2022 · «mirar con más corazón»




No se ve bien sino con el corazón... lo esencial es invisible a los ojos. Ya lo decía el Principito.

Saber mirar es saber amarHay miradas de muchos tipos: de amor y de indiferencia; de disponibilidad para comprender y de rechazo; de diálogo y de silencio...

¿Cómo se miran los amigos? Se miran a los ojos para ver el corazón y desde ahí, al otro tal cual es. Se miran con ojos limpios, llenos de sencillez y transparencia, dejando ver sus heridas y descubriendo, a la vez, las heridas en el corazón del otro.

La mirada de quien te quiere bien cierra los ojos a los defectos ajenos, interpreta favorablemente las acciones, excusa la intención cuando no puede justificar la acción.

Seamos de esos amigos que miran con los ojos y ven conmáscorazón.




  • Al mirar, ¿cómo descubro que es la mirada de Jesús sobre mí y sobre los demás?

  • Al mirar, ¿intento hacerlo como lo haría Jesús?

  • Mirar…, ¿podría hacerlo con más corazón? ¿Cómo?

Señor, Tú estás aquí, entre nosotros. Fija tu mirada sobre mí y dime qué debo hacer; de qué forma debo llorar mis errores y mis pecados; con qué valor debo ir hacia adelante por el camino que recorriste primero.

Que fije mi mirada en Ti, de tal modo que quien me escuche, Te oiga; y quien me busque, Te halle. 

Que quien me encuentre Te abrace, y quien me mire, Te vea. Amén 

 


¿Las compartes en los comentarios?

1 de abril de 2022

Objetivo pastoral abril 2022 · «orar con más corazón»



Déjame contarte algo: Imagínate un encuentro. Con alguien a quien empiezas a conocer. Pero alguien a quien llevas mucho tiempo queriendo encontrar. En ese caso la frase de cortesía, «encantado de conocerte», es en realidad mucho más. Porque de verdad te alegras, por fin alguien te ha presentado al Amigo que nunca falla. Ahora es tu turno, toca conversar. Acercarse a Él no es tan difícil como parecía, puedes hablarle como un amigo habla a otro amigo. Es lo que llaman oración.

Desde entonces, hablo con Él y de Él.

También rezo por otros, por mi familia, por mis compañeros, por mis amigos,... los pongo delante de Dios, para que sea Él quien toque sus corazones. Orar por alguien es decirle que forma parte de mi vida, que le quiero y que quiero que Dios esté cerca de él.

Gracias. Rezo por ti.


¿Compartes tu oración en los comentarios?






  • Al orar, ¿las palabras que salen de mi boca concuerdan con las que hay en el corazón?

  • Al orar, ¿soy consciente de que soy escuchado?

  • Orar, ¿podría hacerlo con más corazón? ¿Cómo?




Señor, enséñanos a buscar, a preguntar, a escuchar.

Enséñanos a llamarte, a acudir a Ti en medio de nuestras actividades diarias. 

Enséñanos a descifrar esa forma tuya de hablar, en algunas ocasiones un tanto misteriosa. 

Enséñanos a adivinar tus huellas en lo que nos ocurre cada día. 

Despierta tu voz que late dentro, aunque a veces ni nos damos cuenta. 

Señor, enséñanos a orar... con más corazón. Amén. 

1 de marzo de 2022

Objetivo pastoral marzo 2022 · «perdonar con más corazón»



Aún recuerdo esas palabras que pronuncié a una compañera de clase: «Jamás perdonaré lo que me has hecho». Ese «jamás» resonó con fuerza y con odio. Sentí que me había traicionado y era incapaz de perdonar. Cada día crecían en mí más razones que me separaban de ella y justificaban mi negativa al perdón. Pero un día todo cambió. Unos ojos me miraron con amor cuando, ahora yo, había defraudado a un amigo. Experimenté la alegría de ser perdonado. Ese día decidí perdonar y pedir perdón.

Perdonar a alguien que ha hecho algo contra ti, ya sea relativamente pequeño o sea una acción mucho más seria, puede llegar a convertirse en algo insuperable. Y algunas veces es un proceso que toma realmente mucho tiempo, puede ser difícil y requiere coraje, pero es necesario. ¡Todos necesitamos el perdón!

Es importante comprender que el perdón no es un sentimiento, sino una decisión. Es fácil decir «perdóname porque fallé o porque te ofendí», pero realizar la acción de perdonar no resulta nada fácil. El perdón es un regalo que damos al que nos ha herido.

Al perdonar conmáscorazón intentamos comprender la debilidad del otro y tratamos de excusarle como hizo Jesús en la cruz cuando dijo: «perdónalos porque no saben lo que hacen».






  • ¿Hay algo que no me perdono a mí mismo? ¿De qué se trata?

  • ¿Hay en mi corazón personas a las que no perdono? Pongo nombre.

  • ¿Me siento perdonado por Dios? ¿En qué lo noto?


Señor, enséñame a comprender que el perdón es la mayor muestra del amor porque.

«El amor es paciente, es servicial; el amor no tiene envidia, no hace alarde, no es arrogante, no obra con dureza, no busca su propio interés, no se irrita, no lleva cuentas del mal, no se alegra de la injusticia, sino que goza con la verdad. Todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta». 

1 Co 13, 4-7 

 


¿Lo compartes en los comentarios?

1 de febrero de 2022

Objetivo pastoral febrero 2022 · «hablar con más corazón»




Tengo unos amigos que hace unos años me regalaron un azulejo pequeño de esos que tienen un refrán pintado. Lo habían comprado en Irlanda y en traducción libre diría algo así como: «Señor, ayúdame a tener la bocaza cerrada hasta que sepa de qué estoy hablando». Como todos los regalos con mensaje, este iba dirigido a los que solemos hablar mucho, y por desgracia, opinar más allá de lo conveniente.

Es muy sencillo comentar algo sin pensar demasiado en lo que uno escribe o dice. Solo tardamos algunos segundos en escribir y enviar un mensaje. Rápidamente uno puede bromear o reírse de alguien. Es muy fácil herir a otros con palabras.

¿Qué es lo contrario de herir a alguien? Bendecir. ¿Qué es lo contrario de criticar? Alentar. Esto se tiene que reflejar en nuestras palabras. Piensa en ser un ejemplo en estas cosas en lugar de ser alguien que destruye con palabras negativas. Somos llamados a edificar, a ser amables unos con otros, a bendecir, a hablar conmáscorazón. Podemos usar los mensajes y las redes sociales con un buen propósito. ¡Estas son palabras que nunca lamentaremos, ni ahora ni en la eternidad!





  • ¿Tengo experiencia de haber sido herido o animado por las palabras de alguien? Si quieres, puedes compartir este momento.

  • Mis palabras, ¿suelen ser para comentar siempre lo negativo de los demás o para lo bueno?

  • ¿Soy consciente de lo importante y necesario que es pensar antes de hablar? ¿En qué momentos debo tener esto especialmente presente?


Coloca, Señor, un centinela a la puerta de mis labios que me impida pronunciar palabras que hieran a los demás.

Señor, de lo que rebosa el corazón habla la boca. Haz de mis palabras y acciones un anuncio de la Buena Noticia de tu presencia entre nosotros. Amén.

 



Haz una nube de palabras. Anota, colorea aquellas que sería bueno utilizar con mayor frecuencia y compártelas en los comentarios.

1 de enero de 2022

Objetivo pastoral enero 2022 · «hacer con más corazón»


Por lo general, suele pasar que trabajamos un poco más rápido cuando el profesor aparece por la puerta o nos mira. Esto sucede casi de manera inconsciente, y no pareciera ser algo tan serio. Sin embargo, esto revela una gran verdad sobre mí mismo: nací con un instinto de preocuparme sobre lo que los demás piensan de mí. ¿Por qué no siempre trabajo con la misma rapidez y efectividad?

Es fácil comenzar a vivir una vida «ante los ojos de otros». Pero, ¿qué hay con los ojos de Dios? Cuando hago todo de corazón para el Señor, entonces todas las ambiciones de impresionar a los demás se van. 
¡Todo lo que hago, lo hago para Dios! 

Estamos llamados a ser bendición en la tierra, y ser bendición por causa del nombre de Jesús. Cuando hago algo por mis compañeros, ¡entonces tengo la posibilidad de hacer algo por Jesús! Ya sea si doy una sonrisa, ayudo al compañero que se ha quedado atrás o bien me acerco al que está solo. Al hacer estas cosas al mismo tiempo puedo pensar: «lo estoy haciendo para Jesús». Él sacrificó su vida por mí, ¡y me ha dado la posibilidad de ser semejante a Él! ¡Ahora es mi turno de hacer conmáscorazón algo a cambio! 





  • ¿Hago bien lo que tengo que hacer independientemente de quien esté delante?

  • ¿Qué puedo hacer por mis compañeros sin que se enteren?

  • ¿Qué actitud/es debe/n cambiar en mí para hacer todo con más corazón?


Señor, hazme un instrumento de tu paz. Donde haya odio ponga yo amor; donde haya ofensa, perdón; donde haya duda, fe; donde haya desesperación, esperanza; donde haya tinieblas, luz; donde haya tristeza, alegría.

Que pueda presentarte cada día mis manos vacías: al empezar la jornada, para que Tú dispongas de ellas; al terminar, para entregarte todo lo que haya podido hacer para la construcción de tu Reino. Amén.

 

Cuando hago algo por mis compañeros, ¡entonces tengo la posibilidad de hacer algo por Jesús! ¿Quieres compartir los detalles que los demás tienen contigo y los que tú puedes hacer a cambio...? Compártelo en los comentarios.

1 de diciembre de 2021

Objetivo pastoral diciembre 2021 · «amar con más corazón»


Cuando los pastores llegan a adorar al Niño se nos dice que María conservaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón. A esa contemplación de la Madre se han unido millones de cristianos a lo largo de todos los siglos. En Belén nos introducimos en el silencio. Dios habla en el silencio: la pequeñez del Niño lo dice todo sobre la infinitud del amor divino.

¿HAGO SILENCIO? ¿Sé hacer silencio? ¿Estar en silencio? ¿Guardar silencio? ¿Conservar el silencio? ¿Meditar en el corazón, en silencio?

Para amar conmáscorazón tengo que aprender a hacerlo desde el silencio, descubriendo que el amor nace en mi corazón como lo hizo Jesús. Y junto al Niño divino, encontramos a María y José, ellos son la Sagrada Familia, modelo que ilumina toda familia humana y que nos permite gustar de modo especial el don de la intimidad, el calor, la confianza, la ternura, la acogida y la paz, en una palabra, el don de la «familia».

Posit estrella me pregunto



  • Jesús quiso nacer pobre, ser hijo y crecer en sabiduría, ¿respeto a mis padres agradeciendo su entrega y perdonando sus limitaciones?

  • La virgen María fue ejemplo de acogida humilde y generosa, ¿soy para los demás ayuda maternal?

  • San José, «Patris corde», estuvo donde Dios le necesitó, ¿cuido yo a los míos como tesoros que Dios me ha confiado?


Guía en la verdad, oh Cristo, a los padres y madres de familia. Que, impulsados y fortalecidos por la gracia sacramental del matrimonio, sean conscientes de ser en la tierra el signo visible de tu indefectible amor a la Iglesia.

Guía en la verdad, oh Cristo, a los jóvenes. Que no les atraigan los nuevos ídolos del consumismo exagerado y el bienestar a toda costa, el permisivismo moral, la protesta expresada con violencia, sino que vivan con el gozo de tu mensaje, que es el mensaje de las Bienaventuranzas.

Guía en la verdad, oh Cristo, a todos los fieles de la Iglesia, que seamos ante el mundo testigos valientes de tu misión salvadora, felices por ser hijos e hijas de Dios contigo y con toda la humanidad.

Guíanos en la verdad, oh Cristo, siempre. Amén.

San Juan Pablo II

Contemplando a Jesús, María y José, descubrimos cómo aprender a amar conmáscorazón a nuestra familia. ¿Quieres compartir en qué te quieres parecer a Jesús, María y José para hacer mejor a tu familia? Compártelas en los comentarios.