3 de noviembre de 2019

Up! ¡manos a la obra! · Noviembre 2019 · El que sirve "SIRVE"

Queriendo es cuando caes en la cuenta de que puedes hacer, y mucho, por los demás, por el mundo. Todas tus acciones adquieren un nuevo sentido. Ellos empiezan a ser los que mueven tus actos. Descubres que empiezas a ser feliz sirviendo, entrando en sus alegrías, acompañando sus dificultades, resolviendo sus penas, compartiendo sus proyectos...
Empiezas a ser más feliz. Cuanto más das de ti, más recibes. Necesitas, no dar cosas, sino DARTE. Queremos servir a todos y servirlos bien. El mundo espera tu compromiso. Y la verdad es que, si no sirves, en realidad no sirves para este mundo...

Y tú, ¿quieres servir?




  • ¿Quiénes ocupan el primer lugar en tu misión personal de servicio?
  • Tus ganas de servir, ¿son más fuertes que las dudas y dificultades que encuentras en tu camino?
  • ¿Eres consciente de que los demás te necesitan?
  • ¿Estás dispuesto a servir?



«Quiero servirte en los demás, Señor. 
Quiero entregar mi vida y lo mejor 
de mí, para el servicio a los que me rodean. Muéstrame los caminos 
de la solidaridad. 
Quiero seguir tu ejemplo, ser capaz de dar todo por los otros. Quiero vivir con alegría, la fiesta del dar, como tantos que anduvieron estos senderos y los fecundaron con sus vidas.  
Aconséjame y camina conmigo. Tú que eres el Hijo, maestro 
y compañero, enséñame a vivir tus opciones. Tú que eres Espíritu de Vida Nueva, aliéntame, empújame, sostenme, fecunda mi entrega. Dios Bueno, que quieres el bien y la vida digna para todos: ayúdame a servirte en los demás, para vivir honrando tu Nombre y construyendo tu Reino.»  
Marcelo A. Murúa


44. «Siempre llama la atención la fuerza del «sí» de María, la fuerza de ese “hágase” que le dijo al ángel [...] María era decidida, supo de qué se trataba y dijo “sí”, sin vueltas. Fue el “sí” de quien quiere comprometerse y el que quiere arriesgar, de quien quiere apostarlo todo, sin más seguridad que la certeza de saber que era portadora de una promesa. Y yo pregunto: ¿Se sienten portadores de una promesa? ¿Qué promesa tengo en el corazón para llevar adelante? María tendría, sin dudas, una misión difícil, pero las dificultades no eran una razón para decir “no”. Seguro que tendría complicaciones [...] ¡María se la jugó y por eso es fuerte, por eso es la influencer de Dios! El “sí” y las ganas de servir fueron más fuertes que las dudas y las dificultades».


Y tú, ¿quieres servir? ¿Nos lo cuentas?

0 comentarios :

Publicar un comentario

Participa con tu comentario en... «Tu agenda en familia»