30 de noviembre de 2020

Día 1 · Novena a la Inmaculada Concepción · En camino con María

Puedes descargar desde aquí el archivo pdf con el día 1 de la novena o rezarla desde el blog. 


Oración: Bendita sea tu pureza...

Bendita sea tu pureza, y eternamente lo sea,
pues todo un Dios se recrea en tan graciosa belleza.
A Ti celestial Princesa, Virgen Sagrada María,
yo te ofrezco, en este día, alma vida y corazón.
Mírame con compasión, no me dejes,
Madre mía. Amén.

Aquel mismo día, dos de ellos iban caminando a una aldea llamada Emaús, distante de Jerusalén unos sesenta estadios; iban conversando entre ellos de todo lo que había sucedido. Mientras conversaban y discutían, Jesús en persona se acercó y se puso a caminar con ellos. Pero sus ojos no eran capaces de reconocerlo. Él les dijo: «¿Qué conversación es esa que traéis mientras vais de camino?». Ellos se detuvieron con aire entristecido.

Lc 24, 13-17

Dos jóvenes confundidos, abrumados, desconsolados. Un largo camino, o ¿corto? Quizá no sabían lo que caminarían. Solo caminaban y conversaban. Alguien se cruza ante ellos y se une a sus pensamientos y preocupaciones. Pero ¿de qué hablan?, ¿qué les tiene tan tristes y abatidos?, ¿por qué caminan sin preocuparse de a dónde y por dónde?

Amigo: imagínate aquel momento y que tú seas uno de ellos. Habéis salido desconsolados, incluso confundidos. Cuántas veces nos pasa esto en la vida tras una noticia dura, tras un amigo que te ha fallado, ante alguna prueba que no has podido superar... y ¿qué pasa? Seguro que te sientes igual que ellos.

María, la Inmaculada Joven, quiere que no te desorientes; no quiere que te quedes en ti. María quiere que descubras al que tienes a tu lado, a quien se pone en el camino a tu lado. María se pone hoy en tu camino de Emaús, para que alces la mirada y contemples al que está siempre a tu lado.

 

Pisa fuerte y deja huella




Ahora, te invito a un momento de silencio,
a que reces la oración de la Inmaculada Joven,
y un Ave María.

Oración: La Inmaculada Joven

María Inmaculada,
Madre joven y 
Madre de la juventud.

Acoge las oraciones de 
todos los jóvenes que 
nos ponemos ante Ti.

Acoge nuestras dudas, 
acoge nuestras dificultades,
acoge nuestra fe.

Somos la esperanza en el presente de la Iglesia,
somos el rostro que tiene que hacer visible
la misericordia de Dios en nuestro mundo.

Si Tú nos acompañas, 
no caminaremos nunca solos.
Gracias, Madre.

Amén


Puedes descargar desde aquí el archivo pdf con la oración: «La Inmaculada Joven».

Textos de Raúl Tinajero

0 comentarios :

Publicar un comentario

Participa con tu comentario en... «Tu agenda en familia»