2 de diciembre de 2020

Día 3 · Novena a la Inmaculada Concepción · En camino con María

Puedes descargar desde aquí el archivo pdf con el día 3 de la novena o rezarla desde el blog.
 


Oración: Bendita sea tu pureza...

Bendita sea tu pureza, y eternamente lo sea,
pues todo un Dios se recrea en tan graciosa belleza.
A Ti celestial Princesa, Virgen Sagrada María,
yo te ofrezco, en este día, alma vida y corazón.
Mírame con compasión, no me dejes,
Madre mía. Amén.

Lo de Jesús el Nazareno, que fue un profeta poderoso en obras y palabras, ante Dios y ante todo el pueblo; cómo lo entregaron los sumos sacerdotes y nuestros jefes para que lo condenaran a muerte, y lo crucificaron.

Lc 24, 19-20

Y comenzaron a contarle y a buscar de nuevo el porqué de esa injusticia; a preguntarse, una y otra vez, qué mal había podido hacer aquel hombre tan inocente y bueno. Y no dejaban de volver a contarlo, de volver a darle vueltas. No encontraban explicación.

Amigo: conoces muchas injusticias que se dan en el mundo que te rodea: jóvenes que se sienten abandonados, que no encuentran trabajo, que ven un futuro incierto y duro, que han sido vencidos por situaciones engañosas (drogas, alcohol, egoísmos, riquezas...). Incluso te puede pasar a ti.

María, con su rostro joven e inmaculado, quiere ayudarte a comprender; quiere ponerte en la cercanía del que puede no solo escucharte, sino dar respuesta a tus inquietudes; del que puede despertar en ti el anhelo de una verdadera felicidad, buscando lo justo y lo verdadero, venciendo con amor las situaciones que no te dejan encontrarte contigo mismo y con Él.

 

Pisa fuerte y deja huella




Ahora, te invito a un momento de silencio,
a que reces la oración de la Inmaculada Joven,
y un Ave María.

Oración: La Inmaculada Joven

María Inmaculada,
Madre joven y 
Madre de la juventud.

Acoge las oraciones de 
todos los jóvenes que 
nos ponemos ante Ti.

Acoge nuestras dudas, 
acoge nuestras dificultades,
acoge nuestra fe.

Somos la esperanza en el presente de la Iglesia,
somos el rostro que tiene que hacer visible
la misericordia de Dios en nuestro mundo.

Si Tú nos acompañas, 
no caminaremos nunca solos.
Gracias, Madre.

Amén


Puedes descargar desde aquí el archivo pdf con la oración: «La Inmaculada Joven».

Textos de Raúl Tinajero

0 comentarios :

Publicar un comentario

Participa con tu comentario en... «Tu agenda en familia»