4 de diciembre de 2020

Día 5 · Novena a la Inmaculada Concepción · En camino con María

Puedes descargar desde aquí el archivo pdf con el día 5 de la novena o rezarla desde el blog.
 


Oración: Bendita sea tu pureza...

Bendita sea tu pureza, y eternamente lo sea,
pues todo un Dios se recrea en tan graciosa belleza.
A Ti celestial Princesa, Virgen Sagrada María,
yo te ofrezco, en este día, alma vida y corazón.
Mírame con compasión, no me dejes,
Madre mía. Amén.

Es verdad que algunas mujeres de nuestro grupo nos han sobresaltado, pues habiendo ido muy de mañana al sepulcro, y no habiendo encontrado su cuerpo, vinieron diciendo que incluso habían visto una aparición de ángeles, que dicen que está vivo.

Lc 24, 22-23

Seguían caminando.

Y Él seguía acompañándoles. Entre sus esperanzas contaban lo que les dijeron antes de salir. Pero no acababan de creerlo o no lo comprendían. Por eso se volvían desconsolados, cabizbajos, confundidos... Por un lado buscaban explicación a lo acontecido, por otro, no acababan de creer lo que contaban las mujeres que fueron al sepulcro. ¿No tenían fe? o ¿no entendían qué era tener fe?

Amigo: son muchas las ocasiones que te habrás sentido con dudas en tu vida de fe. Incluso hasta te has alejado de ella. ¿Y sabes una cosa? Como les pasaba a los dos que caminaban a Emaús, te comprendemos. ¡Son tantas cosas las que rodean tu vida, que invitan a vivir sin necesidad de fe! Es difícil poder responder con autenticidad y compromiso.

María también se sintió asustada cuando el Ángel le dijo que sería la Madre Dios. Pero se fio. Dijo ‘Sí’. Se comprometió, fue auténtica. María Inmaculada, quiere ayudarte a que en tu vida seas auténtico, comprometido. Quiere mostrarte al que es AUTÉNTICO y COMPROMETIDO siempre, al que no cierra la esperanza, al que es capaz de quitar las piedras del sepulcro para dar nueva vida. ¿Quieres ser auténtico y comprometido? Te está esperando...

 

Pisa fuerte y deja huella




Ahora, te invito a un momento de silencio,
a que reces la oración de la Inmaculada Joven,
y un Ave María.

Oración: La Inmaculada Joven

María Inmaculada,
Madre joven y 
Madre de la juventud.

Acoge las oraciones de 
todos los jóvenes que 
nos ponemos ante Ti.

Acoge nuestras dudas, 
acoge nuestras dificultades,
acoge nuestra fe.

Somos la esperanza en el presente de la Iglesia,
somos el rostro que tiene que hacer visible
la misericordia de Dios en nuestro mundo.

Si Tú nos acompañas, 
no caminaremos nunca solos.
Gracias, Madre.

Amén


Puedes descargar desde aquí el archivo pdf con la oración: «La Inmaculada Joven».

Textos de Raúl Tinajero

0 comentarios :

Publicar un comentario

Participa con tu comentario en... «Tu agenda en familia»